martes, 9 de septiembre de 2008

Hombres Básicos


Supongo que se sorprenderán un poco al enterarse de que también escribo en español. Pues les informo que esta es mi lengua madre y la adoro, pero cuando ando ebrio me sale lo bilingüe y el sonido del inglés me divierte mucho. Palabras a medio mascar con acento americano. Alivianadas con acento australiano. O mascadas de más si se escucha con acento inglés. Pero en fin. No vine a hablar de idiomas. Vine a hablar de los hombres básicos.
Desde que empecé a salir con hombres he tenido proclividad hacia hombres complicados, con ideas rebuscadas y gustos refinados. Sin importar el tipo de relación que lleve con ellos, es un requisito que debe ser cumplido. Como dice Dario Grandinetti en El Lado Oscuro del Corazón (aqui altero la frase para ajustarse a mi situación:)"Yo a los hombres les perdono cualquier cosa, menos que no sepan volar". Sobra decir que esta línea de conquista automáticamente separa a los que saben volar de los que no. Aun no he tenido la valentía de usarla en la vida real y busco otras formas mas sutiles de descubrir si el hombre en turno sabe volar o no. Si a esta altura no sabes de lo que estoy hablando seguro tú no sabes volar. Por mi parte trato de averiguar sus intereses, de preferencia no relacionados ni con el trabajo ni con los hombres. La música juega un papel primordial, y si su música favorita tiene toques folkloricos o reggaetoneros queda automáticamente descartado como pareja potencial y pasa a ser posible one night stand. Me he cansado de averiguar intereses literarios, ya que me he dado cuenta que algunos vuelan sin ver las letras nunca y eso no los hace menos interesantes. Prefiero seguir conservando la literatura como mi toque personal. La moda, como he descubierto recientemente, es una puerta hacia un mundo de hombres con alas al que no le habia puesto mucha atención antes, algunos de ellos me han hecho ver que la moda en si es arte y cultura, el solo hecho de ubicar tendencias e influencias requiere un esfuerzo mental nada despreciable. De ahí vienen las alas. Y el arte, bueno, el arte nació volando, y casi cualquier hombre que tenga una opinion genuina o que por lo menos pueda descifrar una emoción en cualquier obra de arte, esta empezando a batir sus alas.
Todo esto me ha mantenido interesado y ocupado por 7 años ya. Pero me empieza a aburrir. Empiezo a ver las tendencias regresar, la música reciclarse, el arte volverse una experiencia nada sutil (han oído de las instalaciones?) la moda cambiar radicalmente de temporada a temporada en un obvio afan consumista y a esos hombres que saben volar, alejarse cada vez más entre las nubes. Actualmente estoy planteándome salir con un hombre básico.
Se preguntaran cuales son estos hombres. Muy sencillo. Son lo opuesto de los hombres que vuelan. Son felices con una carne asada una tarde de domingo, con una hielera repleta de cervezas, escuchando lo último de la música de banda o del mas reciente refrito pop, de preferencia en una reunión con puras parejas o hasta con familias, si en este ambiente es posible eso. Su primordial interés es el progreso en el trabajo, la compra de bienes raices, las mejoras del hogar, el buen estado del automóvil, la abundancia de alimentos, la adquisición de ropa funcional, si es de marca mejor. En fin. Puesto de esta manera suena increiblemente aburrido, para mi por lo menos. Pero en este ánimo de cambio que me encuentro, miro hacia mi infancia, repleta de domingos como el descrito anteriormente, y me pregunto si no llegaría a ser realmente feliz si encontrara un hombre con el cual compartir más domingos así. Un hombre con el que pudiera construir un patrimonio, asegurar mi futuro, y claro, aunque no haya necesidad de decirlo lo diré, tener días enteros de sexo en confianza en el lecho conyugal, sin miedos e inhibiciones ni temor al ridiculo. Porque con un hombre básico los errores son solo eso, errores, mientras que con un hombre con alas los errores representan un grave defecto grabado en las vías mentales, que aún si se menciona y trabaja en él jamas podrá ser reparado y no vale la pena intentarlo. Para el hombre con alas confrontado ante esta situación, es mejor hacer lo que mejor sabe hacer. Volar a otra parte.

5 comentarios:

AL dijo...

Volar y volar con un hombre que sepa hacerlo, que temeraria propuesta, claro, para quien logro entender lo que es volar. Me da gusto conocer lo que yo no llamaria Jule´s mind shit, por el contrario, es apreciable que tu sepas poner tan ordenadas palabras en un texto. Sobre la moda, sobre la musica, sobre una carne asada y una hielera llena de cerveza, que ahora se concideran requisitos para un dia pleno... y olvidaste un celular lleno de mensajes. Hay hombres y hombres, y tal ves, volver a los domingos ordinarios, sea conectarte a una fuente, pero no hacerlo el medio, si sabes volar, pues vuela. Felicidades, seguire por aqui, gracias por tu saludo de hoy.

Christian Gaudi dijo...

Optar por un hombre básico es una decisión excelente, de cualquier manera, le contagiarás algo de aquellos que, como tú, saben volar y poco a poco aprenderá a elevarse para llegarle a otro lado sin siquiera darte las gracias. Es lindo eso del lecho conyugal y toda la cosa pero... ¿No será una idea demasiado idealistas?

AL dijo...

Recorde esto: "Hombres (basicos) necios, que acusais al hombre sin razon, sin ver que sois la ocasion de lo mismo que acusais", jaja

KL dijo...

Me encanto la manera de abordar este tema, y es que en realidad el hecho de elegir entre un hombre "que sepa volar" y uno básico representa realmente una disyuntiva, ambos mundos ofrecen excelentes cosas, el problema sería entonces el saber que es lo que verdaderamente queremos y que es lo que nos hace realmente felices. Saludos

HKcole dijo...

Eso de quedarte con un hombre básico puede resultar algo "aliviador" en cierto modo, ya que hombres que sepan volar no hay muchos (y más en el mundo gay). Buena escapatoria, pero si, haciendo alusión a lo ya dicho por Christian Gaudi, como todos los hombres básicos aprenden al menos a pseudo alzar las alas, se irán porque la 'novedad de salir con alguien fuera de lo común' ya les resulta abrumador.. y deciden seguir caminando porque no es su mundo y tener tanto con lo que lidiar , y lo sabes (incluyendo las expectativas del otro, que definitivamente siguen ahí). Estoy en la misma encrucijada, aunque quizá no haya escasez en los alrededores, no puedo encontrar a alguien con las suficientes agallas, pero no me hago bolas.. si viene bien, si no siempre contaremos con compañeros fieles, entre animales, accesorios y Anna Wintour.. Suerte dear.